Top
san alberto | Instagram san alberto | Facebook san alberto | Twitter ES EN

Noticias

NOTICIAS

san alberto

Café San Alberto vuelve a poner al Quindío bajo los reflectores

19
May

Gracias al segundo concurso “Colombia, Tierra de Diversidad” y a la respecti

LEER MÁS >>
san alberto

Guía para el maridaje de café y licor

10
Feb

El café y el licor ahora se disfrutan por separado

LEER MÁS >>
san alberto

Reconocimiento Histórico

26
Apr

El sabor único y una consistencia ejemplar evidenciada en la cosecha 2016, hace

LEER MÁS >>
san alberto

Una vez más los paladares más selectos a nivel mundial premian a Café San Alberto

28
Sep

Una vez más los paladares más selectos a nivel mundial premian a Café San Alb

LEER MÁS >>
san alberto

Café San Alberto Cartagena!

05
Feb

Café San Alberto Cartagena! Un templo para el café más premiado de Colombia e

LEER MÁS >>
san alberto

Café San Alberto en Dinamarca.

13
Jan

Nuestro Café San Alberto ya se encuentra en Dinamarca en las expertas manos de

LEER MÁS >>
san alberto

Café San Alberto Cartagena

09
Jul

Café San Alberto Cartagena! Un templo para el café más premiado de Colombia e

LEER MÁS >>
19
May
san alberto

Café San Alberto vuelve a poner al Quindío bajo los reflectores

Con base en un exigente proceso que apuesta más por la calidad que por la cantidad, la quíntuple selección, Café San Alberto, de la hacienda homónima ubicada en el municipio de Buenavista, en el departamento del Quindío, se ha convertido en el café más premiado de Colombia.

Como café especial y sostenible, en diversas ocasiones sus atributos únicos y exquisitos han sido reconocidos por premios internacionales tan prestigiosos como los de Monde Selection o los del Instituto Internacional de Sabor y Calidad (ITQI en inglés), organización líder en catar y promover productos alimenticios de sabor superior, con sede en Bruselas, Bélgica.

Pero el haber sido reconocido como el café más exótico en la segunda edición del concurso “Colombia, Tierra de Diversidad”, organizado por la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), y el haber obtenido el mejor precio, 31 dólares por libra, en la sucesiva subasta internacional por un comprador de China, los llena de satisfacción y orgullo, además de confirmar que van por el camino correcto.

“No perdemos la humildad que caracteriza al agricultor, que no despega los pies de la tierra, y por eso nos sorprendimos y alegramos mucho. Como núcleo familiar, lo celebramos, nos deja una sensación de reafirmación. Dicen que uno no es profeta en su tierra y la mayoría de los reconocimientos que habíamos obtenido habían sido por fuera, y esto, en nuestra tierra, nos marca significativamente”, afirma Gustavo Villota, director administrativo y comercial de Café San Alberto.

Gustavo, de 39 años, junto con su socio y hermano Juan Pablo, de 38 años (encargado de la calidad del café), encarna la tercera generación de una familia que por más de 40 años se ha dedicado al café. Su padre, Eduardo, encarna la segunda generación y sigue también al frente de la empresa.

“En vista de los resultados del concurso del año pasado, y la credibilidad que viene trabajando la Federación, vimos una gran oportunidad en participar y estamos totalmente satisfechos con el tipo de compradores, el cubrimiento de medios, el tipo de jueces que participaron; nos pareció muy correcto como se realizó todo”, anota Gustavo.

“El concurso nos permite una visibilidad mayor en unos mercados a los cuales no habíamos accedido, China concretamente, donde ahora nuestra marca se conocerá de forma valorizada, así que vemos mucho valor en este concurso en particular”, añade.

Además de que el concurso y la subasta permitieron a San Alberto entrar por la puerta grande a China, Gustavo también reconoce la importancia que la institucionalidad cafetera ha tenido en sus procesos. “Hemos aprovechado todos los recursos de la Federación: el desarrollo de variedades mejoradas, el Servicio de Extensión en algunos momentos, el acompañamiento de los almacenes del Comité (Departamental), el bodegaje de Almacafé, la asesoría logística en exportación, todo eso se ha aprovechado”, refiere.

De las variedades de café sembradas en Hacienda San Alberto, un 70% corresponde a Caturra, 25% a la variedad regional Castillo Paraguaicito, y 5% a variedades en experimentación.

Un buen ejemplo de relevo generacional exitoso

Dada la tendencia global hacia la urbanización, uno de los principales desafíos del sector cafetero en todos los países productores es el relevo generacional, es decir, que los jóvenes permanezcan en el campo y continúen el negocio cafetero en particular.

Pero la familia Villota es un buen ejemplo de cómo con innovación y creatividad, sin dejar de lado el legado, se pueden lograr grandes cosas. “Estamos orgullosos de llevar ese testigo de generación en generación en el mundo de café. Creemos que la magia reside en la evolución del legado sin olvidarlo. San Alberto hoy tiene un foco estratégico bastante claro y un soporte técnico robusto basado en un legado familiar”, explica Gustavo.

“Nuestro soporte técnico es nuestra quíntuple selección y nuestro foco estratégico es que nuestro café sea el ícono del lujo en el mundo. Es una mezcla de legado generacional e innovación traída por esta tercera generación, con un toque adicional: vincular conocimientos de otras industrias a este mundo del café”, añade.

En este punto, Gustavo (con formación de posgrado) resalta la importancia de nutrirse siempre de otras ramas del conocimiento, pues muchas veces de ahí llegan las ideas y la creatividad para aportar a una industria en particular como la cafetera. “El mundo de los cafés especiales está en una evolución enorme y nuestra motivación propia nos lleva a encontrar los focos de conocimiento más acertados”, anota.

‘Obsesión’ por la diferenciación

Con una estrategia de largo plazo, la quíntuple selección de granos, explica Gustavo, obedece a una “obsesión”, en el buen sentido de la palabra, por la diferenciación como hacienda y como producto, confiando en que sus compradores estarán dispuestos a premiar el enorme esfuerzo adicional que todo esto implica, incluidos sobrecostos y merma en productividad.

“Sentimos que hay un consumidor que va a estar dispuesto, y es nuestra gran apuesta, a pagar esa prima de precio que San Alberto merece. Hoy estamos satisfechos y felices de encontrar que no solo el consumidor internacional, sino también ya el nacional, está dispuesto a invertir una prima significativa en un producto muy especial”, resalta.